Eau D'Ipanema

A Lab On Fire

Eau D'Ipanema - Parfum

Disponibilidad: En existencias

60 ml
€ 110,00
Brand Descripción

A Lab On Fire es una marca de producción limitada envuelta en el misterio y en el genio de colaboraciones estimulantes con los más brillantes talentos del mundo de la perfumería. Cada perfume es creado por una nariz famosa con materias primas de alta calidad, capaces de evocar una sensación de ingenuidad y sofisticación. El diseño del envase enfatiza la simplicidad con una elegante estética y a la vez industrial. Nadie sabe exactamente cómo funciona A Lab On Fire y es un misterio el cómo Carlos Kusubayashi, la mente creativa de la marca, lleva a cabo su actividad.  Un ciudadano del mundo con alma creativa. Carlos Kusubayashi nació en São Paulo, en Brasil y creció en Japón. Trabajó en diferentes sectores: en una fábrica de automóviles, fue aprendiz de un maestro Kyoji en el sector de la caligrafía y ayudó a llevar el arte asiático a la escena artística parisina. Los intereses de Kusubayashi y sus andanzas finalmente lo llevaron a Brooklyn, donde trabajó como asistente del escultor y creador de fragancias japonesas Nobi Shioya hasta 2009. Después de algunos años, Carlos decide desarrollar un perfume basado en su visión, lanzando su primera esencia en 2011 . Desde 2015, la voluntad de crecer a nivel internacional, ha llevado hasta A Lab on Fire de Intertrade Group, al que ha confiado el desarrollo de la marca a escala mundial gracias a su amistad con Celso Fadelli . Diseño esencial y minimalista junto con un mensaje provocativo para capturar la esencia de A Lab On Fire y su creador, que hace hincapié en la complejidad del perfume más allá de la personalidad del propio creador.

Perfumes Descripción
2016 ve el lanzamiento de Eau d'Ipanema, inspirado por la propia infancia de Carlos en Brasil. Carlos se trasladó desde San Paolo al sur de Japón a una edad temprana, y sus recuerdos de infancia son a menudo confusos. Aquellos que atesora están vinculados a una foto de Carlos en los brazos de su padre en la playa de Ipanema. Después de la muerte prematura de su padre, Carlos dejó las planas de arena blanca, los aromas y los colores de su amado Brasil para ir a Japón. El nombre de Ipanema se ha hecho eco en su mente en los últimos años gracias al hilo conductor musical de "La chica de Ipanema" que escuchó con el fin de reavivar la memoria. Años después, Kusubayashi decidió crear una fragancia que pudiera encarnar la atmósfera de Brasil, y las memorias conectadas con su padre y con Ipanema, gracias a la colaboración con la nariz de Jean-Marc Chaillan, que conoce Brasil muy bien debido a su mujer brasileña y las esencias conectadas con el área de alrededor de Río de Janeiro. Un aroma con alma latina creado en la ola de una experiencia olfativa introspectiva, que sorprenderá por sus notas frescas y dulces entre flores y mucha fruta.